PSICOLOGÍA DE LA RELACIÓN ENTRE PADRES E HIJOS

Como mejorar la relación entre padres e hijos.

Hace tiempo circula por Internet un texto que se titula :”Carta de un hijo a sus padres”. Hoy vamos a comentarlo ya que es bastante acertado y en ocasiones se lo hemos dado a los padres a modo de orientación.

Comentaremos punto por punto, el primero de ellos es:

  • No me des todo lo que pido. A veces yo solo pido para ver cuanto puedo coger.

Los niñ@s prueban a los padres y si estos no les ponen límites aparecerán delante del menor como adultos débiles con lo que aumentará la angustia del niñ@ favoreciendo sus miedos, ya que no percibirán a sus progenitores como figuras protectoras, si siempre consiguen lo que quieren se verán más fuertes que los adultos, por eso es importante que sean los padres quienes dominen la situación.

  • Cuando me pidas que haga algo no me lo repitas muchas veces , enséñame a responderte a la primera.
  • No me grites te respeto menos cuando lo haces y me enseñas a gritar a mí también y yo no quiero hacerlo.

Cuando los niños son pequeños tienden a seguir haciendo lo que a ellos les apetece, esto es por varios motivos ,uno de ellos es su propio egocentrismo, se ven como el centro del mundo, otro es que aún no han interiorizado las normas sociales.

Lo que normalmente ocurre es que después de repetirlo varias veces los padres acaban chillando que es cuando los pequeñ@s obedecen, comienza entonces la espiral en la que los padres chillan para que los hijos obedezcan y los hijos aprenden a chillar también para conseguir lo que quieren. Para evitar esta espiral cuando se les da una orden se les va guiando para que la cumplan, ésto hay que hacerlo desde que son muy pequeños así aprenderán que cuando papá o mamá dicen algo se hace en el momento. Los niñ@s no son robots ya programados hay que educarlos.

  • No me des siempre órdenes: si me pidieras las cosas yo las haría más rápido y más a gusto.

Este punto está también relacionado con los dos anteriores. Si ya les hemos enseñado a obedecer a la primera no hace falta que todo sean órdenes: “por favor ayúdame a poner la mesa” es una petición que ellos ya saben que deben cumplir pero formulándolo de esta forma se sentirán tenidos en cuenta como si fueran más mayores, lo que aumentará su autoestima.

  • Cumple las promesas buenas o malas. Si me prometes un premio dámelo pero también si es un castigo.

Este punto es importante ya que sabrá siempre a que atenerse, le ayudará a confiar en nosotros y le dará seguridad.

  • No me compares con nadie, si tu me haces parecer mejor que los demás alguien ve a sufrir y si me haces parecer peor seré yo quien sufra.

Es muy frecuente que los padres comparen a los hijos con otros niños de similar edad, conocidos de la familia o incluso entre los mismos hermanos, pero esto no ayuda a nadie, a los niños porque les merma su autoestima y empeora las relaciones entre los hermanos o con los otros niños. Cada uno es como es y hay que aceptarles.

  • Déjame valerme por mi mismo. Si tú lo haces todo por mi yo nunca podré aprender.

La sobreprotección y el no darle responsabilidades causa el mismo efecto psicológico que el abuso y el maltrato. ¿Por qué? Porque hace sentirse al niñ@ inútil e inseguro.

Favorecer los hábitos de autonomía y dar responsabilidades conforme a su edad hace que adquiera seguridad en sí mismo y aumente su autoestima.

  • No corrijas mis faltas delante de nadie, enséñame a mejorar cuando estemos

solos .

Siempre que sea posible es conveniente seguir este principio. Si lo pensamos a todo nos ocurre lo mismo, siempre estaremos más receptivos a admitir nuestros errores y cambiar el comportamiento si nos lo comentan en privado.

  • No digas mentiras delante de mi, ni me pidas que las diga por ti, aunque sea para sacarte de un apuro. Me haces sentir mal y perder la fe en lo que me dices.

Si nos ve mentir pensará que a ellos también les mentiremos cuando nos convenga y además les estaremos enseñando a mentir cuando se encuentren en un apuro.

  • Cuando estés equivocado en algo admítelo y crecerá la opinión que yo tengo de ti y aprenderé a admitir mis equivocaciones.

Equivocarnos está en nuestra condición de humanos, no valemos menos por ello, lo importante es aprender de nuestros errores, es importante transmitírselo.

  • No me digas que haga una cosa si tu no la haces. Yo aprenderé y haré lo que tú haces aunque no me lo digas, pero nunca lo que tu digas y no haces.

Una forma de aprender es por imitación y aprenderán de nosotros lo bueno y lo malo, ya que los padres son un referente para los hij@s.

  • Cuando yo haga algo bien dímelo, así aumentará mi autoestima. También reforzará mi comportamiento.

Normalmente se hace hincapié en las equivocaciones pero si se comentan y refuerzan las cosas que se hacen bien fomentaremos que aumenten las conductas positivas y que disminuyan las negativas.

  • Cuando te cuente cosas mías no me digas: “no tengo tiempo para tus boberías” o “eso no tiene importancia” escúchame trata de comprenderme y ayudarme.

Para el niñ@ lo que dice es importante y necesita que se le escuche para sentirse apoyado y querido.

  • Y quiéreme y dímelo a mi me gusta oírtelo. Aunque tu no lo creas necesario dímelo.

Por varias razones una de ellas para enseñarle a hablar de sus emociones, y la mas importante porque todos necesitamos las muestras de cariño sobre todo en la infancia eso les hará emocionalmente mas fuertes y seguros.

Parents kissing their daughter